¿Qué es la vida sin riesgo?

Facebooktwittergoogle_pluslinkedintumblrmail
youtube

cool-gain-life-love-Favim.com-908927

A veces pienso, con todas las penurias que la Bolsa nos hace pasar, cómo he llegado a hacer trading. Tengo una personalidad arriesgada, todo hay que decirlo, no me asustan los nuevos retos, ni caerme, equivocarme, ni empezar de cero. Me gusta ponerme a prueba y si hay algo en lo que ando más floja…entrenarlo y mejorarlo. Pues sin saberlo tenía uno de los cócteles perfectos para especular.


La frase popular es que el que no arriesga no gana. Pero falta otra parte de la verdad: El que no arriesga no gana; pierde. Si no arriesgas… pierdes la oportunidad; pierdes la posibilidad de aprender; pierdes la capacidad para cambiar; pierdes el poder intentar vencer tu miedo; pierdes la fortaleza que te permitiría arriesgarte la próxima vez. Si te arriesgas, ganas. No necesariamente aquello específico por lo que te arriesgaste, pero sí quizá algo aun más valioso: experiencia, aprendizaje, orgullo, satisfacción, fuerza interna, entusiasmo por la vida.


Riesgo; Del latín risicare: atreverse o transitar por un sendero nuevo


El éxito sólo es posible cuando te arriesgas. La vida, para vivirla a plenitud, requiere que estés dispuesto a soltar la seguridad de lo que tienes para ir tras la manifestación de lo que quieres. Si quieres aumentar tu éxito y tu calidad de vida, la pregunta no es si te vas a arriesgar o no. No hay otra forma de crecer que no sea arriesgando cosas. No hay otra manera de avanzar que no implique la posibilidad de perder algo.

Mi aversión al riesgo es menor que la mayoría de personas que conozco. Y probablemente la vuestra también, si estáis leyendo esto. Probablemente coincidáis en las frases que he escrito aquí arriba y muchos de vosotros las tengáis como una filosofía de vida. Pues sí, es por eso por lo que seguramente estéis especulando. El Riesgo. La cuestión es: qué estás dispuesto a arriesgar, y cómo puedes arriesgarte de manera inteligente.


risk

Cuando vamos a realizar una operación, nunca sabremos si será ganadora o perdedora, debemos arriesgarnos.


Ya que estamos arriesgando nuestro capital en los mercados, nuestro objetivo es multiplicarlo. ¿Seguro? bueno, eso sería nuestro objetivo número dos, el número uno es NO PERDERLO, ya que se acaba el juego. Sé que no nos gusta oír esto, pero para no perderlo todo, debemos estar dispuestos a perder un poco. No es una contradicción, y lo voy a explicar.

Al no poder adivinar qué harán los mercados, poco a poco comprenderemos que tenemos que ponernos mecanismos para cortar las pérdidas rápidamente y ser disciplinados para ejecutarlos y limitarlas. Sin extenderme mucho, pondré la teoría, y cada uno que actúe como quiera, pues el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra (y tres y cuatro).

STOP LOSS: Este es un simple limitador de pérdidas (no es la panacea para saber cómo gestionar el riesgo, ya que eso depende de cada uno, de su aversión al riesgo, de nuestro aspecto emocional y cómo lo controlamos, de saber ver patrones y tendencias…y es mucho más complejo que un stop loss) Lo duro del Stop Loss es que sólo con marcarlo ya estás asumiendo que puedes tener pérdidas y que estás de acuerdo con ello. ¿Pérdidas? es precisamente de lo que NO se trata, especulamos para ganar…pero así son los planes B. Hay que saber cuánto se puede arriesgar en una operación, y cuánto estamos dispuestos a arriesgar. Probablemente lo segundo sea mucho menor que lo primero, y hay que encontrar el punto de encuentro entre ambos correcto para colocar el Stop. Debemos tener en cuenta muchas cosas, la volatilidad del valor o índice en el que estemos posicionados, el gráfico del mismo, la tendencia, nuestro estilo de trading (intraday, swing…) pero una cosa está clara y se repite hasta que queramos aprenderla: hay que cortar rápido las pérdidas. 

Dicho esto, queda lo más difícil: aplicarse el cuento. Sobre todo en los traders novatos, que van a necesitar más de un revolcón para habituarse a utilizar Stops, y para saber colocarlos otros tantos. ¿Que vamos sin ellos? pues en ese caso sólo queda aguantar, esperar pacientemente y dominar el pánico hasta que el valor vuelva a subir (sí, la famosa frase “si no le das al botón de vender no pierdes”) Sea como sea, como decidáis jugar en este juego, en Blue Chips ochicharros, con arnés o sin él, enhorabuena, porque estáis arriesgando, y antes o después obtendréis lo que buscáis. Ya sabéis, no sólo ganaréis dinero…sino algo mucho más valioso. La estrategia la iréis definiendo con el tiempo según vuestra personalidad y lo arriesgada que sea, y seguro que el stop loss (aunque sea mental) estará ahí. La experiencia nos lo dejará ver.


Las personas que corren riesgos cambian el mundo. Pocas personas se vuelven ricas sin asumir riesgos.  Robert Kiyosaki.

¡Arriesgad! Si el plan A no funciona, recordad que el abecedario tiene 26 letras más. Perseverad, no cejéis nunca.


 

Alba P

¡Saludos! Feliz semana

 

Impulsa tu aprendizaje como trader, únete a la #SalaParaTraders

Si te ha gustado este artículo compártelo en las redes sociales, (no lo copies por favor) a nosotros nos estarás ayudando. Recuerda que puedes seguirnos en Twitter y Facebook y si tienes algún comentario o consulta puedes escribirnos a salaparatraders@gmail.com. ¡Gracias por leernos!

Facebooktwittergoogle_pluslinkedintumblrmail
youtube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *